martes, 24 de noviembre de 2009

Mar dulce (Bajo Fondo Tango Club) por Klett García


Bien lo dice Diego: los tangos de Adriana Varela son para embriagar esa parte de la memoria a donde van los nudos en la garganta que todos guardamos como embolias, pero es otro aspecto de la nostalgia el que se nos presenta en este disco de Bajo Fon-do; paralelamente a las canciones que sirven a la noche o a los viajes íntimos, “Mar Dulce” funciona como soundtrack en los días inundados por el letargo de la calle.
El sonido atemporal que nace del diálogo entre el tecno-pop y el tango despier-ta la furia de las ciudades y el sentido de uno como individuo, ahí, en el café o en una esquina esperando a que cambie el rojo. Cielos nublados y la estela de las luces de los coches son la ambientación ideal para un estilo que sustituye la viceralidad con la mera contemplación de las ventanas empañadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada